Europa aprueba ‘Invokana’ (canagliflozina) para el tratamiento de pacientes con diabetes tipo II

Fuente:www1.herrera.unt.edu.ar

Fuente:www1.herrera.unt.edu.ar

La Comisión Europea ha aprobado ‘Invokana’ (canagliflozina) como tratamiento para mejorar el control glucémico en pacientes adultos con diabetes mellitus tipo 2. Este fármaco se administra vía oral, una sola vez al día y pertenece a una nueva clase terapéutica, los inhibidores del transportador sodio-glucosa tipo 2 (SGLT2).

De hecho, hace dos meses el Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP, por sus siglas en inglés) recomendó su aprobación y, como consecuencia de ello, la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) lo ha aprobado para adultos de 18 años de edad o mayores con diabetes mellitus tipo 2 para mejorar el control glucémico, como monoterapia o como tratamiento complementario con otros medicamentos antihiperglucemiantes.

“Para estos pacientes supone una lucha diaria mantener bajo control el nivel de azúcar en sangre. De hecho, casi la mitad de los diabéticos tipo 2 no logra unos niveles adecuados de glucosa, lo que a la larga puede tener graves consecuencias para su salud, e incluso poner en peligro su vida. Por lo que la aprobación de esta nueva opción terapéutica va a ser muy bien recibida por un número importante de pacientes”, ha comentado el profesor del departamento de Medicina I del Rudolfstiftung Hospital de Austria, Guntram Schernthaner.

En concreto, canagliflozina actúa bloqueando la reabsorción de la glucosa a través del riñón y aumentando la eliminación de ésta a través de la orina. Los riñones desempeñan un papel clave a la hora de mantener el equilibrio de los niveles de glucosa en sangre. La glucosa es filtrada desde la sangre a los riñones, y gran parte es reabsorbida de nuevo al flujo sanguíneo.

Dicha reabsorción se realiza mayoritariamente a través del transportador sodio-glucosa tipo 2. De ahí la importancia de este nuevo fármaco que actúa de forma selectiva inhibiendo este transportador y, por tanto, favorece la pérdida de glucosa a través de la orina, consiguiéndose una reducción de los niveles de azúcar en los diabéticos tipo 2.

Asimismo, diferentes estudios han mostrado que debido a esta capacidad para aumentar la pérdida de glucosa a través de la orina, canagliflozina también tiene un impacto en la reducción de la presión arterial y del peso del paciente.

 

Fuente:  EuropaPress

Deja un comentario