La Justicia autoriza a EEUU a financiar la investigación con células madre embrionarias

La Corte de Apelaciones contradice a un tribunal federal

  • Anula el fallo que impedía dedicar fondos federales a estas investigaciones
  • Una ley prohíbe la financiación federal de actividades que destruyan embriones

El Gobierno del presidente Barack Obama puede seguir usando dólares de impuestos federales para financiar la investigación con células madre tomadas de embriones humanos, declaró el viernes una corte de apelaciones de Estados Unidos, lo que revirtió una decisión de un tribunal menor y llevó una victoria a la Casa Blanca.

El juez del Distrito Federal de Washington, Royce Lamberth, dictaminó el año pasado que las guías de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos sobre ese tipo de estudios violaban una ley de 1996 porque en el proceso se destruyen embriones y porque coloca a los investigadores que trabajan con células madre adultas en una desventaja competitiva para las becas federales.

El juez emitió una restricción contra ese tipo de financiación, aunque quedaba pendiente una apelación. El Gobierno apeló y la Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el Distrito de Columbia levantó el viernes la medida de forma cautelar mientras se examina el asunto en instancias superiores.

Una victoria del Gobierno de Obama

La anulación del fallo de Lambert, en un dictamen apoyado por dos de los tres magistrados del Tribunal de Apelaciones y con la oposición del tercero, significa que el Gobierno de Obama puede continuar subvencionando esas investigaciones.

Las células madre de embriones humanos se obtienen de la masa interior del blastocito en una etapa muy temprana de la gestación. En ese estadio, cuatro o cinco días después de la fecundación, el embrión tiene entre 50 a 150 células.

El aislamiento de esa masa interna del blastocito resulta en la destrucción del embrión, y en Estados Unidos los adversarios del aborto han interpuesto objeciones morales a la investigación con este tipo de células.

Los laboratorios obtienen sus células principalmente de las clínicas de fertilidad donde miles de óvulos son fertilizados artificialmente pero no se usarán para el intento de gestación y quedan almacenados o serán destruidos en algún momento.

En 2001 el entonces presidente George W. Bush prohibió el uso de fondos del Gobierno federal para la financiación de estudios que requirieran células madre de embriones humanos excepto por un número limitado de cepas ya en uso.

El año pasado el gobierno del presidente Barack Obama hizo modificaciones en las reglas permitiendo el uso de algunos fondos para ciertos tipos de investigación con células madre que pueden proceder de embriones humanos.

 

Fuente: elmundo.es – Biociencia

| La Corte de Apelaciones contradice a un tribunal federal

Deja un comentario