¿Nuevo dispositivo diabetes reduciría baja de azúcar en sangre?

Una herramienta de mano para los diabéticos que les proporciona automáticamente información, desde los niveles de azúcar en sangre hasta los signos tempranos de los efectos adversos de un tratamiento, ayudaría a algunos pacientes a manejar mejor la enfermedad.

Un equipo de University of Virginia, Charlottesville, concluyó que el sistema de “biofeedback” facilitaría transitar la delgada línea entre el control de los niveles de azúcar en sangre para minimizar las complicaciones crónicas de la enfermedad y el riesgo de que esos niveles desciendan demasiado (hipoglucemia).

Aunque la hipoglucemia se puede resolver rápidamente con solo comer o beber un alimento rico en azúcar, no hacerlo puede causar confusión, convulsiones y hasta la muerte, según National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases.

“Estamos pasando de monitorear al paciente a darle información para mejorar los síntomas de la diabetes”, dijo a Reuters Health el inventor del dispositivo, Boris Kovatchev.

Pero otro experto no está convencido de que esta herramienta, que aún no está aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por su sigla en inglés), supere al resto de dispositivos en el mercado.

Es fácil reducir el azúcar en sangre con más insulina, pero eso “casi inevitablemente puede elevar el riesgo de hipoglucemia”, agregó el experto.

Para probar la capacidad del dispositivo de equilibrar ambos problemas, el equipo de Kovatchev estudió a 120 adultos insulinodependientes. Todos recibieron tres niveles distintos de información, en distinto orden, durante 3 meses por nivel.

El nivel 1 proporcionaba información básica de control de azúcar en sangre, mientras que los niveles 2 y 3 sumaban promedios de largo plazo y niveles de variabilidad, además de los riesgos posibles de hipoglucemia según los valores de azúcar en sangre y los síntomas.

Cada participante recibió un medidor de glucosa en sangre con las tiras de prueba que están disponibles en el mercado, además del dispositivo necesario para los niveles 2 y 3, para que los utilizaran 4-5 veces por día. (LifeScan, Inc., que trabajó con University of Virginia en el desarrollo de la tecnología, financió el estudio y proporcionó los medidores).

El monitoreo del azúcar en sangre del nivel 1 fue suficiente para evitar que los niveles subieran demasiado. La información más sofisticada del nuevo dispositivo no aportó beneficios adicionales.

Sí fue útil en los niveles 2 y 3 para evitar el descenso excesivo de azúcar en sangre. Sólo con el control del azúcar en sangre, el riesgo de sufrir hipoglucemia creció levemente, aunque insignificantemente.

Pero, al sumar el nuevo biofeedback, los casos estimados de hipoglucemia grave disminuyeron significativamente de más de 2 por paciente por año a menos de 1 en 1 de cada 4 pacientes cada año.

La mayor disminución de ese riesgo se observó entre los participantes con menor información inicial sobre la hipoglucemia, así como también aquellos que habían tenido efectos secundarios del tratamiento.

En cambio, los pacientes que tenían más o menos controlada la enfermedad al inicio del estudio fueron los que menos mejoraron con el nuevo dispositivo.

“Podríamos decir que las personas con buen control de la diabetes sólo necesitarían la información para mantenimiento o, quizás, no la necesitarían en absoluto”, dijo Kovatchev, que aún no le había puesto precio al dispositivo, aunque estimó que los requisitos del hardware no deberían superar a los de un monitor moderno.

“Es tecnología diseñada para utilizar con cualquier medidor disponible en el mercado”, agregó.

FUENTE: Publico.es

FUENTE ORIGINAL: Diabetes Care, online 7 de enero del 2010.

Deja un comentario